10 oct. 2014

La fiebre del oro sucio enferma a Asturias

Protesta ecologista contra la mina de Salave. © Plataforma ORO NO
10 octubre 2014
Los romanos llegaron primero. Y encontraron oro en esas recónditas tierras de Salave, en Tapia de Casariego (Asturias). Como en Las Médulas, utilizaron la fuerza del agua para demoler la montaña y poder extraer fácilmente el preciado mineral. Ruina montium lo llamaban.

protesta-ecologista-contra-la-mina
Protesta ecologista contra la mina de Salave. © Plataforma ORO NO
Esa misma ruina, pero social y económica, es la que trata de resucitar la empresa canadiense Asturgold, animada por los beneficios de un filón que, asegura en su página web, “es el yacimiento aurífero más grande sin explotar de Europa occidental y será un referente mundial en gestión medioambiental y desarrollo tecnológico”. Dos millones de onzas de oro de difícil extracción que desde los tiempos de Augusto buscan bolsillo.
Primero quisieron abrir un gigantesco boquete en uno de los tramos costeros mejor conservados de España. Como no les dejaron, ahora proponen abrir galerías que destruirán el paisaje y valiosas lagunas de la antigua explotación romana.
Sus promesas de dar trabajo a 500 personas (o a 200) en 13 años, no acaban de convencer a la mayoría de los habitantes de una comarca que, ante todo, quiere seguir viviendo como hasta ahora. Con calidad y aprovechando los recursos agroganaderos, turísticos y pesqueros de esa tierra maravillosa. Pero otros sufren la fiebre del oro sucio y ya sueñan con una solitaria década de trabajos fáciles y sueldos elevados.
La empresa minera que promueve esta mina está a la espera de recibir el resultado de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de su proyecto. Y pese a los 3 informes desfavorables de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, es muy probable que finalmente el Principado de Asturias publique un Declaración de Impacto Ambiental positiva. No hace falta recordar que ya estamos en la antesala de las próximas elecciones regionales y locales, donde este tipo de noticias de trabajo fácil tienen un fuerte tirón publicitario.

El problema es que volvemos a ser pobres ¿Lo dejamos de ser alguna vez? Y sin empresas punteras en I+D sólo podemos ofrecer a ese ente extraño denominado “mercado” nuestros maltrechos recursos naturales, hipotecando con ello el futuro en post de espejismos de pandereta. Oro en Salave, cobre y zinc en Aznalcóllar (otra vez Doñana en peligro), magnesita en Zilbeti, petróleo en Canarias. Demasiada fiebre por el dinero fácil y pocos antipiréticos de sostenibilidad o cordura.

http://blogs.20minutos.es/cronicaverde/2014/10/10/la-fiebre-del-oro-sucio-enferma-a-asturias/

No hay comentarios: