30 oct. 2012

Un detectorista de metales principiante halla un gran tesoro de monedas de oro romanas en St. Albans (Gran Bretaña)

Un cazador de tesoros principiante, que compró un básico detector de metales, regresó a la tienda donde lo adquirió en estado de shock semanas después, portando parte de uno los mejores tesoros del país: monedas de oro de los últimos tiempos romanos.
Fuente: Mail Online | Leon Watson | 16 de octubre de 2012 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)
El hombre sorprendió al personal mostrándoles 40 sólidos de oro, antes de preguntarles, "¿Qué hago con esto?".

Ellos establecieron contacto con expertos locales y, junto con la obtención de los permisos que necesitaban, se dirigieron al lugar del hallazgo y desenterraron otras 119 piezas brillantes. El tesoro podría valer más de 100.000 libras esterlinas.

David Sewell, el comerciante afortunado que se unió al segundo equipo de búsqueda, dijo: "Es una cosa asombrosa. Vendimos a un joven un detector de nivel básico y, tras irse, llevó a cabo el hallazgo de uno de los mayores tesoros de monedas de oro del imperio romano tardío. Creemos que es el segundo más grande. Él vino a vernos con unas 40 monedas al principio para que las miráramos, y pensamos: '¿Es esto un truco?'. He oído que en el pasado la reacción general de la gente, ante este tipo de cosas, es que se atemoriza. Ellos no saben lo que estos objetos significan".

Aconsejaron al joven que se pusiera en contacto con el oficial de enlace de hallazgos y, armados con detectores, fueron a los bosques cercanos de St. Albans a continuar el trabajo.
El Sr. Sewell, que fundó el año pasado la tienda de detectores de metales "Historia Oculta" con Mark Becher, en Berkhamsted, Hertfordshire, dijo: "Nos fuimos con ellos y llevamos un par de detectores ligeramente más potentes y obtuvimos otras 119 monedas de la tierra. Éstas son de oro de 22 quilates, no tienen ningún deterioro y salieron del terreno como el día en que fueron hechas. Todo lo que puedo decir es que yo estaba allí y que mi corazón iba a cien".

El joven había comprado un detector 'Garrett Ace 150', con un costo de alrededor de 135 £, el cual se describe como ideal para niños, con el fin de utilizarlo como un hobby. Los funcionarios locales del patrimonio describieron el descubrimiento como "un significativo hallazgo a nivel nacional".

Las monedas son un raro ejemplo de los sólidos, los cuales datan de los últimos días del imperio romano en Gran Bretaña. Los últimos envíos de los mismos llegaron a estas costas en el 408 d.C.

Los funcionarios se negaron a identificar el lugar exacto del descubrimiento, o al propietario de la tierra, para evitar que otros trataran de sacar provecho. Asimismo, no se reveló el nombre de la persona que las encontró, el cual podrá beneficiarse de una parte de los ingresos procedentes de las monedas.
Un portavoz de la ciudad de St. Albans y del Consejo del Distrito, dijo: "Un significativo hallazgo de importancia nacional, de 159 monedas de oro romanas tardías, ha sido encontrado por un detectorista de metales en tierras privadas en la zona norte del distrito de St. Albans, en Hertfordshire.

El hallazgo se cree que es uno de los mayores tesoros de monedas de oro romanas que alguna vez se haya descubierto en el Reino Unido. Personal del museo local, junto con miembros de la tienda 'Historia oculta', viajaron a la zona rural para confirmar el hallazgo. Las evidencias sugieren que el tesoro fue removido en los últimos doscientos años debido a la explotación de canteras en actividad o a la acción del arado".

El Sr. Sewell señaló que las monedas fueron encontradas a través de unos 15 metros de bosque. Se cree que el área fue utilizada durante la Segunda Guerra Mundial para cultivar cosechas y puede ser que entonces las monedas fueran removidas y desplazadas.

"Lo interesante es que no había allí, en absoluto, otros artefactos ni broches. Curiosamente, no había ninguna vasija que contuviera las monedas. Es un alijo muy importante y estoy sorprendido de que hubiera estado en un soporte orgánico". aseveró el Sr. Sewell.

El Consejo ha remitido el hallazgo a los expertos del British Museum para que investiguen y preparen un informe para el juez forense local. También determinará el valor de las monedas, que podría alcanzar de 400 £ a 1.000 £ cada pieza. El juez determinará entonces si el hallazgo se considera como tesoro (la ley de 1996, The Treasure Act, obliga legalmente a los buscadores de objetos metálicos históricos a informar de su descubrimiento al juez local, quien determina si constituye o no un tesoro).


 David Thorold, conservador de las secciones de Prehistoria e Historia medieval del Verulamium Museum, en St. Albans, dijo: "Los sólidos de oro eran monedas extremadamente valiosas y no se comercializaban o intercambiaban de manera regular. Se utilizaban para las grandes transacciones como la compra de tierras o para cargamentos de bienes en barco.
Las monedas de oro en la economía garantizaban el valor de todas las monedas de plata, especialmente las de bronce, en circulación. Sin embargo, había personas que no tenían acceso regular a las mismas. Por lo general, la élite rica romana, los comerciantes o los soldados, que recibían pagas abultadas, eran los destinatarios".

El Sr. Sewell, que reanudó la detección de metales hace tres años, después de un intervalo de 36, ya había encontrado una serie de objetos, incluyendo una rara medalla de plata Tealby Penny.

Él dijo: "He encontrado pequeños objetos, pero nada como esto. Tengo una inmensa satisfacción de que el muchacho viniera a nosotros y nos comprara la máquina de detección, pero estaría mintiendo si dijera que no me gustaría haber sido yo. Resulta increíble. Gracias a cosas como el interés de la gente del 'Equipo Tiempo' la arqueología se ha desarrollado realmente. Tienes la posibilidad de cambiar la historia".

1 comentario:

Anónimo dijo...

Aquí ese hallazgo es impensable,pues las leyes son completamente distinta a las de Gran Bretaña,estamos a años luz de ellos.